En la industria, las operaciones con grúason bastante frecuentes. Con ellas se movilizan desde herramientas, materiales hasta objetos de gran tamaño. El solo hecho de elevar y movilizar objetos de varias toneladas a gran altura constituye de por sí una tarea de alto riesgo.

Por eso, es fundamental tomar las medidas de seguridad necesarias para garantizar la salud y el bienestar no solo del operador de la grúa, sino de los trabajadores en general. Recordemos que el más mínimo error puede causar lesiones serias e incluso la muerte.

A continuación, ofrecemos algunos importantes consejos de seguridad para operaciones con grúa:

1-Capacitación y entrenamiento

El manejo de una grúa pluma o de cualquier otro tipo debe ser realizado solo por operadores con la capacitación y las habilidades adecuadas. Muchos de los accidentes ocurren por la inexperiencia de los operadores en el manejo de estas maquinarias.

Por eso, se debe garantizar que los operadores contratados posean la preparación suficiente. Además, deben preocuparse por brindar capacitación y entrenamiento constantes con el fin de realizar maniobras complejas con seguridad y éxito.

2-Inspección de la maquinaria

No basta con realizar el mantenimiento periódico de las grúas. Antes de cada uso también es necesario hacer inspecciones profundas de rutina para asegurar que todo esté funcionando de manera correcta o que esté en buenas condiciones. En este proceso de inspección se buscan deformaciones o rajaduras en cables o en la pluma. Asimismo, se debe buscar defectos en los controles de emergencia, mandos, estabilizadores y barandas, ruedas, entre otras partes de la grúa.

Recordemos que, muchas veces, en la industria, las grúas trabajan en ambientes extremos, por lo que las inspecciones se vuelven aún más necesarias.

3-Creación de un plan

Cada maniobra de elevación es distinta a otra; por eso, es necesario crear un plan para realizar las labores de forma segura y se tomen en cuenta todos los riesgos predecibles. Debido a la importancia de este plan, debe ser realizado por una persona con amplio conocimiento práctico y teórico, así como experiencia en las maniobras de elevación que se realicen.

El plan debe incluir los riesgos identificados (tipo y estabilidad del suelo o efecto del viento), los recursos necesarios, el límite de capacidad de carga, los procedimientos, entre otros. Por supuesto, el operador debe ceñirse en todo momento a este plan.

4-Uso adecuado

Algunas grúas están diseñadas solo para el izaje vertical. Por eso, emplearlas para cargas laterales es totalmente inadecuado. De igual manera, usarlas para almacenamiento al mantener suspendido algún equipo es demasiado riesgoso.

Asimismo, utilizar la grúa para arrastrar algo por el suelo o sobre un obstáculo imprime gran presión en la pluma, en la plataforma giratoria y otras partes de la estructura. Esto podría debilitar algunos componentes claves y causar una falla. Siempre es necesario usar la grúa adecuada para trabajo.

Sigue en todo momento estos consejos y garantizarás el éxito constante en tus labores sin necesidad de poner en riesgo tu salud ni la del resto de los trabajadores.

Fuente. Seguridad Minera revista oficial del Instituto de Seguridad Minera-ISEM.